Descarga el estudio de transformación digital

¿Cómo debe la alta dirección ejercer el liderazgo en tiempos de incertidumbre?

11 de junio 2021

¿Cuál es el rol de la alta dirección y el liderazgo en tiempos de incertidumbre? Si algo ha enseñado la crisis es que los líderes necesitan más que solo enfocarse en la competitividad y economía de sus empresas para hacer frente a los desafíos del entorno.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

El 2020 marcó un hito en la vida empresarial, pues se dio una crisis sin precedentes a escala mundial. En esta situación quedó claro que, frente a la incertidumbre, hay muchas más exigencias en el rol del liderazgo organizacional.

No solo es necesario ser competente a nivel financiero y comercial; los altos directivos necesitan tener cualidades que van más allá de la gestión empresarial. Cuestiones como la gestión del talento y el gobierno de personas serán clave si se quiere tener empresas saludables en medio de una crisis.

Aprende de otros líderes y cómo superaron etapas de crisis en sus organizaciones - Mira el webinar aquí

 

¿Qué debe considerar la alta dirección para liderar en la crisis?

Un buen liderazgo en la adversidad es la garantía para que las empresas puedan sobrevivir. Por ello, el líder debe desarrollar competencias que permitan no solo gestionar en entornos complejos y amortiguar el impacto de una crisis, sino también empoderar a sus colaboradores y afrontar los retos de manera unificada.

Fortalece tus competencias directivas y habilidades de liderazgo. Solicita más información sobre el Programa de Dirección General aquí.

Entonces, ¿cuáles son estas habilidades para altos directivos?

1. Humildad

La acción más eficaz frente a tiempos ambiguos y cargados de incertidumbre requiere que los directivos tengan el valor de tener la humildad suficiente para admitir abiertamente que “no lo saben todo”.

La humildad de reconocer que no se sabe todo permitirá a los directivos sentir curiosidad natural y una mayor apertura hacia el aprendizaje y la enseñanza de otros. Y como se puede ver a lo largo de la historia, los más innovadores adelantos y procesos revolucionarios comenzaron con la valiente comprensión de la ignorancia humana. 

Pero como no es suficiente simplemente admitir el desconocimiento, es necesario que los líderes den un paso más; es decir, que tengan la voluntad de formular un plan de acción que, si bien no de soluciones claras, tenga la intención de explorar más, de investigar los fenómenos y recopilar la mayor cantidad de información disponible.

lider dando la mano a un colaborador apoyandolo

2. Esfuerzo colectivo

En medio de una crisis no hay lugar para el individualismo. Y la pandemia lo ha demostrado de forma explícita, ya que ningún líder por sí solo puede combatir la crisis sin el esfuerzo colectivo. 

En medio de la crisis sanitaria se ha podido ver momentos conmovedores de comunidades unificadas. Y así debe suceder en las organizaciones. Es necesario contar con los demás para los procesos de toma de decisiones importantes, así como para la búsqueda de esfuerzos de colaboración para que las pequeñas y grandes empresas logren adaptarse a las realidades virtuales. 

Como sucede en la vida comunitaria, para que exista un liderazgo general, también debe haber uno a nivel local. Por ello, se debe partir por el empoderamiento de las personas en todos los niveles de la organización, de modo que se mantenga una percepción compartida de la situación y un sentimiento de unidad a escala global.

lider gestionando a las personas de su equipo

3. Reconocer las diferencias

Puede sonar contradictorio después de haber ahondado en la necesidad de promover la unidad y la colectividad; sin embargo, no se puede hacer caso omiso a que la situación actual ha afectado a algunas personas más que a otras.

Así como ha sucedido en algunas industrias, la pandemia ha puesto de manifiesto las enormes diferencias entre unos y otros. Por esta razón, los líderes también deben reconocer el carácter distintivo de las personas. 

Y esto es importante, porque muchas veces las diferencias crean tensiones entre los equipos. Y es deber del líder sortear la ignorancia, los contrastes y los prejuicios para ser capaz de comunicar con cuidado y empatía.

Nueva llamada a la acción

 

¿Cómo aprender a liderar en la crisis?

Además de todas estas cualidades, para los colaboradores es también valioso ser testigos de un liderazgo íntegro, resiliente y creativo. Estas competencias son cruciales no solo durante una crisis como la pandemia, sino ante cualquier entorno incierto o volátil. 

Por ello, el Programa de Dirección General del PAD Escuela de Dirección ayuda a los altos directivos a fortalecer su capacidad de diagnóstico y resolución de situaciones complejas, propias de los entornos ambiguos. Gracias a su entrenamiento práctico con el método del caso, los participantes podrán aprender a tomar decisiones complejas.

Además, los alumnos del PDG no solo se actualizan en nuevas herramientas y técnicas de gestión, sino que también fortalecen su racionalidad práctica, innovadora y realista para implementar cambios y soluciones dentro de las organizaciones.

Del mismo modo, se hace un especial énfasis en la gestión de personas y el liderazgo, de modo que los directivos desarrollen habilidades y competencias en este ámbito y apliquen estrategias efectivas.

La educación del PAD puede capacitarte para ser el líder que tu organización necesita. Conoce más sobre el contenido y próximas fechas del Programa de Dirección General aquí.

New call-to-action