<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Nueva llamada a la acción
post-title

Saber delegar: el arte de asignar funciones en tu empresa

Delegar no significa perder el control, sino dar continuidad a trabajos menores para afrontar tareas mayores de dirección empresarial. Descubre cómo delegar funciones de forma efectiva en tu empresa.

Juan Carlos Pacheco

Autor:
Juan Carlos Pacheco
Director del Programa para Propietarios de Empresas y profesor del área de Gobierno de Personas del PAD-Escuela de Dirección

Saber delegar es una habilidad imprescindible en todo directivo que busca alcanzar la eficiencia para que su negocio crezca en el mercado. Sin embargo, muchos dueños de empresa todavía no delegan adecuadamente y, por lo tanto, desconocen los beneficios que conlleva. 

Empero, ¿por qué muchos dueños de empresa son reacios a delegar? Fundamentalmente, porque creen que son los únicos que pueden llevar a cabo un trabajo o emprender una iniciativa o un plan concreto. 

Sin embargo, la principal función del propietario de una empresa es hacer que sus iniciativas se cumplan con eficacia para así obtener un buen nivel de rendimiento. Y para ello, la clave está en delegar.

“Cuando el dueño de empresa requiere ampliar su capacidad organizativa, significa que necesita estructurarse y, para estructurarse, necesita delegar”, indica Juan Carlos Pacheco, director del Programa para Propietarios de Empresas (PPE) y profesor del área de Gobierno de Personas del PAD-Escuela de Dirección.

Se trata de delegar sin perder el control a través de la planeación de líneas de mando. Se trata de crecer con las personas en la organización.

dueña de empresa delegando funciones a su equipo

 

Las ventajas de delegar eficientemente

Delegar significa confiar en las capacidades de tu equipo y motivarlos a crecer junto con la empresa. Trae numerosos beneficios tanto al dueño de una empresa como a su equipo de trabajo. Entre los más destacados, están: 

1. Innovación

El principal beneficio de delegar tareas es que te otorga mayor tiempo para trabajar en nuevas formas de desarrollar tu negocio. Al contar con un equipo de trabajo autónomo, puedes dedicarte a labores importantes como la innovación, planificación y el desarrollo de nuevos proyectos.

2. Perfeccionamiento directivo

Un proceso de delegación bien planificado te dará más tiempo para centrarte en los asuntos claves que debes afrontar como dueño de empresa, como la dirección estratégica, el desarrollo de nuevas propuestas de valor, etc.

3. Crecimiento profesional

Permite que explotes y aproveches al máximo las competencias y habilidades de cada miembro de tu equipo. Mediante la delegación de funciones, cada colaborador puede aprovechar al máximo su potencial, conocimientos y aptitudes dentro de tu organización.

dueño de empresa delegando funciones a colaboradora

4. Motivación laboral

Al demostrar confianza en tu equipo y otorgarle libertad y autonomía para tomar decisiones y resolver situaciones difíciles, motivas a tus colaboradores a comprometerse más con tus metas. 

Estos beneficios contribuyen al fortalecimiento del compromiso laboral y la competitividad de tu equipo de trabajo. Logras formar colaboradores más comprometidos y productivos, así como procesos más eficientes en tu organización.

 

¿Cómo prepararte para delegar correctamente?

Es importante aclarar que delegar no es asignar las tareas más engorrosas, difíciles o las que menos te apetece realizar. Por el contrario, consiste en la distribución de tareas, resolución de problemas y asignación de autoridad y autonomía a cada integrante del equipo, de modo que realicen funciones que contribuyan al crecimiento o consolidación de la empresa.

Asimismo, supone realizar un acompañamiento en el proceso de delegación de tareas, generando retos que, progresivamente, te lleven al punto ideal de delegación eficiente y eficaz.

Si tu empresa inicia planes de crecimiento o expansión, debes prepararte para delegar mediante un plan de acción en donde se plantee la distribución de las responsabilidades y el peso de tareas específicas. Toma en cuenta las siguientes sugerencias para delegar eficazmente:

1. Empieza a volverte prescindible

Debes ejercitar la paciencia, la flexibilidad y la tolerancia para aceptar que tus colaboradores se pueden hacer cargo de lo que solían ser tus actividades. Dejar en otras manos tus responsabilidades es una cuestión de práctica y confianza.

Delegar es transferir una parte de autoridad, por lo que el ego puede ser un impedimento en este propósito. Por ello, es importante que adoptes una visión humilde para entender que otras personas pueden desarrollar las mismas tareas y obtener buenos resultados.

2. Rodéate de talentos

La mejor forma de delegar exitosamente es rodearse de colaboradores capaces y talentosos. Debes dar siempre prioridad a la formación de un equipo de alto rendimiento y constantemente trabajar para perfeccionar tus habilidades.

De otro lado, ten presente que al delegar estás concediendo la autoridad y la libertad necesarias para la ejecución de las tareas, pero conservando siempre tu responsabilidad final sobre el resultado.

mujer propietaria de empresa delegando funciones con su equipo

3. Reparte adecuadamente las tareas

Al delegar no solo demuestras confianza en tus colaboradores, sino también generas que confíen en tí como líder. Por lo tanto, debes comprender las tareas a asignar y conocer las capacidades de los miembros de tu equipo para no causar equivocaciones o decepciones. 

La finalidad es colocar las responsabilidades correctas en manos de las personas que mejor las puedan desempeñar, porque una labor asignada a la persona equivocada puede producir un caos y, por ende, problemas de motivación en tu empresa.

4. Define claramente los objetivos 

Debes ser explícito sobre la tarea que debe ejecutar cada colaborador y comunicarles de manera clara y precisa cómo realizarla. Asimismo, debes confirmar (e incluso reconfirmar) que el colaborador entendió la tarea asignada. También puedes explicar el valor de la tarea asignada para que cada colaborador comprenda la importancia de su trabajo.

5. Ofrece retroalimentación

Finalmente, evalúa la realización de las tareas delegadas y sus resultados correspondientes. Es necesario que reconozcas cuando tus colaboradores han cumplido óptimamente su función, así como brindarles la asesoría adecuada en caso no hayan logrado generar los resultados esperados.

dueño de empresa ofreciendo retroalimentacion a su equipo

 

Un dueño de empresa que domina el arte de la delegación obtendrá resultados positivos a corto, mediano y largo plazo, como una mejora en los índices de productividad, reducción de los niveles de absentismo y la creación de un equipo comprometido y de alto rendimiento. 

Para facilitar una adecuada gestión de la propiedad de la empresa familiar, junto con la familia y el negocio, y asegurar la continuidad a través de las generaciones, el PAD-Escuela de Dirección ofrece el Seminario para la Alta Dirección: Gestión Responsable de la Propiedad de la Familia Empresaria.

A través de este seminario, gestionarás un equilibrio adecuado entre los accionistas y alinearás el accionariado de la empresa familiar con la visión de futuro de la compañía, lo cual resulta crítico para el éxito de los negocios y el bienestar de la familia.

Te invitamos a participar del Seminario para la Alta Dirección: Gestión Responsable de la Propiedad de la Familia Empresaria.