<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Descarga el estudio de transformación digital

Cómo fortalecen las competencias directivas los Programas de Alta Dirección

15 de mayo 2021

Las habilidades directivas transforman y otorgan valor a las organizaciones y las personas. Descubre cómo los Programas para la Alta Dirección del PAD forman mejores directivos.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

Los Programas para la Alta Dirección del PAD-Escuela de Dirección están diseñados sobre la base de las características de sus participantes. Buscan recrear en las aulas las actividades que realizan en sus empresas para fortalecer sus competencias directivas mediante el desarrollo de la agudeza profesional y la competencia innovadora.

Conviértete en un profesional de alta dirección referente del mercado - Conoce más aquí

¿Cuáles son los pilares que sostienen esta propuesta?

El Dr. José Ricardo Stok, director del Senior Executive MBA y del Programa de Especialización para Directorios, brinda los siguientes lineamientos:

1. El directivo como persona

El modelo formativo de un programa de Alta Dirección se centra en el desarrollo integral del directivo como persona, a fin de contribuir positivamente en los miembros de su organización y en la comunidad. Este objetivo se alcanza a través de propuestas siempre renovadas y acordes con la evolución de los negocios y las necesidades de las empresas.

alumnos del senior mba conversando alegremente

2. Preparación para la toma de decisiones

Un alto directivo se caracteriza por poseer habilidades de trabajo en equipo, análisis y evaluación para identificar situaciones difíciles y resolverlas. Estas capacidades son desarrolladas a través del método del caso, fórmula nacida en Harvard University que simula la interacción al interior de un comité de gerencia al generar discusiones sobre cómo resolver una situación en el ámbito empresarial.

La discusión con otros directivos a través del método del caso permite ver las singularidades de nuestra realidad. Conocer ventajas e inconvenientes de experiencias vividas por los protagonistas tiene un inmenso valor. José Stok.

Estos son otros beneficios del método del caso:

  • Entrena para la toma de decisiones.
  • Desarrolla la racionalidad y la creatividad de los participantes.
  • Fomenta la aplicación de lo aprendido a la realidad empresarial.
  • Promueve el intercambio de puntos de vista para hallar soluciones.
  • Favorece el trabajo en equipo.

3. Gobierno de personas

Una dirección efectiva no solo está relacionada con los conocimientos técnico-científicos, sino también con el gobierno de personas, la capacidad para dirigir personas y equipos, lo cual asegurará la sostenibilidad de las organizaciones. Las habilidades blandas más importantes que refuerzan los Programas para la Alta Dirección del PAD son las siguientes:

• Liderazgo

¿Cómo ser un buen líder en el 2021? Es un líder aquel alto directivo que favorece el consenso y trabaja en equipo; no ordena arbitrariamente, sino que persuade y convence. Incentiva la identificación con la empresa y la unidad.

Comunicación

Todo proceso operacional requiere de diálogo, por lo que saber comunicar es una habilidad esencial para los altos directivos. Este punto cobra mayor relevancia en el actual contexto, donde muchos de los trabajos son realizados de manera remota. Asegurar una comunicación eficaz y empática traerá grandes beneficios para las empresas.

alumnos del pad sonriendo y conversando

• Inteligencia emocional

El actuar de un alto directivo determina en buena cuenta el éxito o declive de un negocio. Por ello, debe estar listo para gestionar con serenidad y ecuanimidad. Los colaboradores se verán influenciados por su comportamiento, por lo que trabajar en este componente es parte de su labor.

• Gestión de conflictos

Las diferentes visiones de las personas que conforman los equipos pueden llegar a generar desacuerdos. Si estos no se resuelven a tiempo, provocan retrasos y hasta la paralización de procesos. El alto directivo debe intervenir para otorgar retroalimentación y actuar con justicia, de modo que las partes queden conformes sobre lo acordado.

profesor del pad debatiendo con un alumno en clase

4. Visión estratégica

La constante evolución de los negocios, los mercados y los consumidores representa un desafío para los altos directivos. Por ello, es clave que tengan la capacidad de analizar y abordar situaciones con enfoque estratégico, considerando todos los componentes y áreas que atañen a sus organizaciones.

 

Dirigir en tiempos de incertidumbre

El directivo con el ADN de los Programas para la Alta Dirección del PAD está listo para liderar en cualquier circunstancia. Su papel destaca en mayor medida en escenarios adversos como el actual, originado a partir de la expansión del coronavirus.

¿Qué competencias directivas lo convierten en el profesional idóneo para gestionar las crisis?

1. Necesidad de formación

El egresado de los Programas para la Alta Dirección busca actualizarse constantemente. Este deseo por adquirir mayores conocimientos lo hace estar más preparado para frenar problemas como el menor número de clientes y la consiguiente baja en las finanzas de su empresa.

alumna del pad en aula de clases

2. Detección de los cambios del entorno

Los directivos no solo tienen la responsabilidad de administrar eficientemente las organizaciones, sino de mirar la sociedad en la que se desenvuelven para aportar soluciones a los grandes desafíos del país. El egresado del PAD estará informado sobre la realidad nacional y global para tener mejores elementos de juicio en su actuar.

Si bien los problemas empresariales no varían con las latitudes, sí cambian en su enfoque, estrategias y ejecución. Conocer el entorno y sus actores es fundamental para un directivo. Por esto, cuidamos mucho los contenidos y, sobre todo, la aplicación local.

3. Equilibrio entre el corto y el largo plazo

El egresado de los Programas para la Alta Dirección actúa para el corto plazo, pero su estrategia tiene como foco el largo plazo: cada decisión está pensada en los resultados a futuro.

4. Labor paciente, constante y optimista

Las grandes soluciones llegan producto del análisis a conciencia y el trabajo arduo. El directivo formado en el PAD actúa con celeridad, pero sin dejar de lado el diálogo con sus compañeros y la reflexión propia.

5. Apertura a las necesidades

El egresado de los Programas para la Alta Dirección está siempre dispuesto a recoger ideas y a adaptarse al cambio. Un entorno volátil requiere de directivos resilientes que sepan tomar decisiones efectivas.

 

El PAD-Escuela de Dirección forma directivos que aspiran a ser competentes e íntegros, con gran espíritu de servicio, inspirándolos a trascender en todo nivel y a contribuir para transformar sus organizaciones. Te invitamos a revisar más información sobre el Senior Executive MBA del PAD.

Nueva llamada a la acción