<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Descarga el estudio de transformación digital

Cómo gestionar los riesgos empresariales en la crisis del Covid-19

11 de diciembre 2020

Conoce las pautas que un experto en risk management propone seguir para que las empresas estén preparadas en caso de crisis.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

La cuarentena causada por la propagación internacional del Covid-19 ha puesto en aprietos a diversas organizaciones, ya que ha implicado la materialización de ciertos riesgos para las empresas y su operatividad.

Ello ha dejado en evidencia la baja anticipación para enfrentar una pandemia. Del mismo modo, hoy queda claro que muchas organizaciones no tienen preparados esquemas para hacer frente a este tipo de contingencias.

Lorenzo Preve, experto en risk management y finanzas corporativas del IAE Business School de Argentina, compartió en el webinar “Dirigiendo en Entornos Inciertos” sus conocimientos sobre el tema. Además, mostró cómo las empresas deben prepararse para afrontar los riesgos en una realidad de crisis e incertidumbre.

Perfecciona tu dirección y haz frente a la crisis - Mira el webinar aquí

Hacer negocios en la incertidumbre

En la gestión empresarial se tiene como prioridad trazarse objetivos, sean de crecimiento, rentabilidad o alcance de mayor margen. Sin embargo, debe también considerarse que, en el camino a lograr dichos objetivos, es necesario imaginar aquellas circunstancias o variables que puedan desviar la ruta.

La clasificación de los riesgos tiene mucho que ver con su origen. Por ejemplo, una de ellas refiere a las variables macroeconómicas, tales como el valor del dólar, la tasa de inflación, etc. Otros factores de riesgo pueden ser de carácter político (elecciones, etc.), sobre ciberseguridad (filtraciones, hackers, etc.), compliance, climatológicos o desastres naturales (tormentas, terremotos, etc.), entre otros.

empresarios analizando y clasificando riesgos

Asimismo, tanto en las empresas como en otro tipo de organizaciones la existencia de riesgos o contingencias implica impactos. Estos pueden ser en el flujo de fondos y valor, en la reputación de la empresa, en la capacidad de operar, en el medio ambiente y también en la moral de los empleados.

En resumen, las contingencias que puedan suceder tienen un impacto en todas las áreas de una organización. Ante ellas, los directivos que están a cargo de la gestión de las empresas deben ejecutar medidas de mitigación en función de aquello que quieran proteger.

Nueva llamada a la acción

¿Cómo prepararse?

Los riesgos empresariales son inevitables. Ejercer cualquier tipo de actividad empresarial significa necesariamente generar valor a partir de la capacidad de asumir todo tipo de riesgos que puedan comprometer la productividad y competitividad de la organización.

Como queda demostrado, la mayoría de empresas jamás imaginó que en marzo de 2020 la crisis del coronavirus pondría en aprietos sus actividades comerciales. Naturalmente, quienes hayan anticipado un riesgo como este pueden gestionar mejor el tipo de crisis.

Teniendo en cuenta que actualmente son muchas las empresas que están pasando por complicaciones debido a la crisis, Lorenzo Preve comparte algunas pautas para abordar los riesgos empresariales:

  1. Identificar y definir los riesgos. Existen diversos tipos de riesgos y es necesario conceptualizarlos. Al ser amplios los conceptos estos deben ser también delimitados respecto a cómo afectan una empresa en particular.
  2. Medir los riesgos. Esto debe hacerse en base a dos variables: su probabilidad y su impacto. Estas variables son distintas pero, a pesar de ello, deben ser analizadas interdependientemente.
  3. Conocer los determinantes del riesgo. Es decir, aquellas acciones o circunstancias que lo originan.
  4. Mitigación de los riesgos. Este último concepto se refiere a bajar el impacto del riesgo o reducir la probabilidad de su ocurrencia, o ambos. Existen diferentes métodos para lograrlo. Por ejemplo, la cobertura operativa, que implica la ejecución a todos los niveles de la empresa para evitar dicho impacto o probabilidad, valiéndose de pólizas de seguros o de instrumentos derivados, etc.

empresario analizando documentos sobre el impacto de los riesgos

Fomentar una cultura de gestión de riesgos y crisis

El experto afirma también que, en muchas ocasiones, simular la ocurrencia de los riesgos ayuda mucho a las empresas a estar más preparadas. Es por ello que las direcciones de las compañías deben fomentar la creación de una cultura de gestión basada en riesgos.

Esta debe promoverse a todos los niveles de una empresa, con capacitación para todo el personal, de modo que los empleados estén alineados y preparados en caso ocurra una contingencia.

Gestionar una crisis correctamente es más fácil cuando es anticipada. Es por ello que tener una cultura de prevención integral puede ser el determinante para la pronta recuperación de una empresa, tras atravesar una crisis importante.

Administrar una empresa en un contexto complejo es el reto que muchos directivos tendrán que enfrentar en los próximos meses. Por ello, el compromiso del PAD-Escuela de Dirección es desarrollar en los participantes las capacidades para hacer frente a las exigencias de la economía actual. 

Te invitamos a revisar nuestros próximos webinars aquí.

New call-to-action