<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Descarga el estudio de transformación digital

Gestión de equipos en la nueva normalidad: ¿cómo liderar equipos remotos?

26 de mayo 2021

La pandemia ha generado que muchas empresas adopten la modalidad del teletrabajo. ¿Cómo gestionar equipos durante la emergencia sanitaria? Sigue estos pasos para reforzar tus habilidades de liderazgo y gestión de equipos virtuales.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

Índice

1. ¿Qué desafíos enfrentan los directivos en este contexto?
1.1. Falta de supervisión cara a cara
1.2. Acceso a información
1.3. Distanciamiento social
1.4. Distracciones en el hogar
2. ¿Cuáles son las soluciones que pueden adoptarse?
2.1. Llevar registros diarios
2.2. Ofrecer diversas herramientas tecnológicas
2.3. Establecer reglas de compromiso
2.4. Brindar espacios de interacción social remota
2.5. Dar apoyo emocional
3. ¿La actual crisis cambiará la forma de trabajar de las organizaciones?

 

La crisis del Covid-19 ha traído nuevos retos para las organizaciones. Uno de los más importantes es la gestión de equipos de manera remota, lo que configura, a su vez, una oportunidad para desarrollar nuevas capacidades en todos los miembros de una empresa y alcanzar objetivos no previstos.

Aprende de otros líderes y cómo superaron etapas de crisis en sus organizaciones - Mira el webinar aquí

¿Qué desafíos enfrentan los directivos en este contexto?

1. Falta de supervisión cara a cara

La confianza es la base de toda relación. Por ello, el directivo debe apoyarse en sus colaboradores y entender que la distancia física no implica un descenso en la producción si se toman las medidas adecuadas. El liderazgo en tiempos de incertidumbre debe reforzar la comunicación, pues los trabajadores pueden sentirse desamparados.

Asimismo, será imprescindible asegurarse rápidamente de que los miembros del equipo estén debidamente equipados para que puedan realizar sus labores.

2. Acceso a información

Si tenemos en cuenta que incluso en la oficina muchas veces se nos dificulta encontrar la información que posee un compañero, debemos ser conscientes que por el canal virtual esta tarea puede tornarse aún más complicada. Además, esta coordinación supone la comunicación entre trabajadores, que en tiempos no presenciales es posible que se vea limitada.

3. Distanciamiento social

El teletrabajo suprime la interacción informal presente en la oficina. Algunos colaboradores podrían verse desmotivados ante esta nueva situación, a tal punto que sienten menos pertenencia a la empresa o consideran abandonar la misma.

hombre trabajando desde casa despues de la pandemia del coronavirus

4. Distracciones en el hogar

Son ampliamente conocidas las historias de personas que son interrumpidas por algún miembro de la familia en plena conferencia o que son víctimas de llamados de sus hijos en una reunión importante. A pesar de que estos son casos extremos que no deberían suceder, naturalmente, un ambiente familiar nos sacará del foco laboral.

Esto debe ser comprendido y aceptado por los directivos. La tarea de los líderes en la crisis del coronavirus debe ser garantizar que los colaboradores tengan un espacio de trabajo adecuado y que se haga lo posible para que la atención de la familia no interfiera con las tareas encomendadas.

Nueva llamada a la acción

¿Cuáles son las soluciones que pueden adoptarse?

infografia pasos para liderar equipos de forma remota

 

1. Llevar registros diarios

Será de gran utilidad realizar llamadas diarias con los miembros del equipo: individuales o grupales según las necesidades. Estas comunicaciones deben ser regulares y predecibles. No debe caerse en el error de programar una llamada pocos minutos antes de que se realice. Esta acción permitirá a los trabajadores sentirse escuchados y valorados.

2. Ofrecer diversas herramientas tecnológicas

Existen varias plataformas que refuerzan el trabajo en equipo. Las videoconferencias permiten reuniones remotas que simulan las presenciales, lo que favorece el acercamiento y el entendimiento de temas complejos o sensibles. Facilita, por ello, a reducir la sensación de aislamiento.

Herramientas en las que se prioriza la rapidez de la transmisión de mensajes son:

Para asegurar la funcionalidad de estos recursos tecnológicos, no está de más realizar las gestiones del caso con el equipo TI del trabajo. Estos son otros servicios que ayudarán a ser más productivo mientras realizas home office:

herramienta zoom en una laptop

3. Establecer reglas de compromiso

El directivo debe dejar en claro los horarios, frecuencias y canales para la comunicación; de este modo, contribuirá a la eficiencia. Fijar objetivos diarios y reglas de compromiso también ayudarán al cumplimiento de las labores. Es clave que los miembros del equipo conozcan lo que viene sucediendo en la empresa y que sientan que el gerente o jefe no son los únicos en poseer información de primera mano.

4. Brindar espacios de interacción social remota

Aunque parezca forzado, tener reuniones virtuales para compartir una pizza o celebrar una fiesta fortalecen los lazos de compañerismo entre los miembros del equipo, lo que tiene incidencia positiva en el desempeño laboral. Podrá aprovecharse las llamadas o reuniones individuales para preguntar cómo van las cosas durante la pandemia o cómo se encuentra la familia, a fin de estrechar el afecto.

5. Dar apoyo emocional

Un punto trascendental será escuchar con detenimiento las inquietudes y preocupaciones del equipo de trabajo, así como reconocer si el estrés está presente. El directivo deberá saber identificarse con las luchas de los empleados y contagiarles emociones positivas. Emplear frases que involucren a todos, como “tenemos este caso” o “podemos manejarlo de esta manera”, beneficiará el sentido de propósito y enfoque.

¿La actual crisis cambiará la forma de trabajar de las organizaciones?

Tsedal Neeley, docente del Harvard Business School, sostiene que la pandemia provocada por el Covid-19 ampliará los repertorios.

Las organizaciones, los equipos y las personas experimentarán más con el trabajo virtual.

“Muchos de ellos siempre han querido probarlo como una forma de expandir su alcance o fuerza laboral. No es que la gente vaya a adoptar permanentemente este nuevo formato de trabajo, pero esta experiencia ampliará la capacidad de todos”, indica la académica.

La preparación con herramientas de dirección y liderazgo para la toma de decisiones que logren sacar a las empresas de la crisis resulta fundamental. El PAD-Escuela de Dirección impulsa el desarrollo integral del directivo, a fin de contribuir positivamente en los miembros de sus organizaciones y en la comunidad.

Sus egresados poseen agudeza profesional, eficacia económica y competencia innovadora además de un enfoque directivo humanístico y global, lo que asegura gestiones altamente competentes con resultados trascendentales para el país.

Te invitamos a revisar más información sobre los programas del PAD aquí.

Nueva llamada a la acción