<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Descarga el estudio de transformación digital

¿Cómo medir el retorno de inversión de un posgrado en Alta Dirección?

15 de mayo 2021

El factor económico es un punto importante a tomar en cuenta, aunque no el único. Conoce qué otros aspectos debes considerar para calcular la rentabilidad de un programa para altos directivos.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

El retorno de inversión de un posgrado es un factor importante a considerar al momento de apostar por uno de estos programas. Se espera que la relación costo-beneficio sea lo suficientemente favorable, sobre todo cuando se trata de un posgrado en Alta Dirección.

Conviértete en un profesional de alta dirección referente del mercado - Conoce más aquí

Esta evaluación está comúnmente ligada al aspecto económico, pues es natural pensar en los réditos financieros cuando se realiza un desembolso. Sin embargo, existen otros elementos a tomar en cuenta para medir la rentabilidad de un programa de Alta Dirección. ¿Cuáles son? Conócelos a continuación.

Crecimiento personal y laboral

Para el Dr. José Ricardo Stok, director del Senior Executive MBA y del Programa de Especialización para Directorios del PAD-Escuela de Dirección, la inversión se refleja en el corto plazo en una mayor confianza a nivel personal y profesional, lo que lleva a tener directivos más responsables y eficaces en sus quehaceres empresariales. En el mediano plazo, se plasma en mejoras económicas.

Lo primero siempre será más rentable en el tiempo: el incremento de la propia seguridad y la solvencia profesional para la realización de nuevas y mayores responsabilidades tiene un valor enorme, anota el especialista.

Los Programas para la Alta Dirección fomentan el desarrollo de las capacidades propias de un alto directivo y fortalecen la calidad de su trabajo. Esto da lugar a promociones o asumir encargos de mayor trascendencia.

Los Programas para la Alta Dirección no solo transmiten conocimientos, sino fomentan el desarrollo de las capacidades propias de un alto directivo y fortalecen la calidad de su trabajo. Esto es muy apreciado por sus colegas, subordinados y, desde luego, sus superiores. En muchas ocasiones, da lugar a promociones o asumir encargos de mayor trascendencia”, añade el Dr. Stok.

Así, la rentabilidad se manifiesta en el fortalecimiento de competencias directivas, la asunción de tareas más desafiantes y la consiguiente mejora económica, un ciclo virtuoso para todo gerente y profesional de alto nivel.

profesor del senior mba dictando clase

Formación continua

Un posgrado en Alta Dirección es un programa para el más alto nivel jerárquico de una organización. Otorga a sus participantes conocimientos sólidos y habilidades prácticas que los hacen capaces de mantener la excelencia en la gestión de sus empresas, por lo que representa un punto de quiebre en sus trayectorias.

Llevar un posgrado en Alta Dirección es sinónimo de un gran retorno de la inversión, si tomamos en consideración lo señalado por el Dr. Stok. Es por ello que mantenerse en constante actualización es una obligación para los directivos, sobre todo en épocas de crisis e incertidumbre como la actual.

La formación de un profesional no debería terminar nunca. Las crisis son la mejor muestra de lo cambiante de las circunstancias, que reclaman respuestas al tono. Si no se está preparado, se corre el peligro de caer en la pobreza de criterios y actitudes.

Alta Dirección: ¿por qué el PAD?

La propuesta del PAD-Escuela de Dirección está centrada en el desarrollo integral del directivo como persona, a fin de contribuir positivamente en los miembros de su organización y en la comunidad. Para este objetivo, se emplean fórmulas siempre renovadas y acordes con la evolución de los negocios, la realidad nacional y las necesidades de las empresas.

Parte esencial del éxito de los Programas para la Alta Dirección del PAD es el networking con altos directivos. Como consecuencia de la propia metodología y del diseño de los programas, se genera una red de contactos corporativos, profesionales y humanos de primer orden, que potencia el trabajo actual y futuro de los directivos.

alumnos del pad conversando y sonriendo

Para que un programa para directivos sea bueno no solo debe haber profesores capacitados, sino participantes destacados”, destaca el Dr. Stok. “En el PAD somos extremadamente exigentes en este punto: cada directivo podrá encontrar a otros pares para intercambiar valiosas experiencias y consolidar amistades”.

En el PAD, cada directivo podrá encontrar a otros pares para intercambiar valiosas experiencias y consolidar amistades.

El PAD forma directivos que aspiran a ser competentes e íntegros, con gran espíritu de servicio, y los inspira a trascender en todo nivel y a contribuir para transformar sus organizaciones con agudeza profesional, eficacia económica y competencia innovadora.

Te invitamos a revisar más información sobre el Senior Executive MBA del PAD.

Nueva llamada a la acción