Descarga el estudio de transformación digital

¿Cómo pasar de ser ejecutivo a directivo? 3 factores para despegar tu carrera

3 de junio 2021

Crecer profesionalmente y sobresalir en un mercado laboral cada vez más competitivo es la aspiración de todo profesional. Si quieres dar el siguiente paso en tu carrera, ten en cuenta estos factores y aprende cómo pasar de ser ejecutivo a directivo.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

Todo ejecutivo, al avanzar en su carrera y experiencia laboral, llega a alcanzar un nivel de desarrollo y crecimiento profesional en el que puede considerarse un especialista en su campo. Es entonces que, para ellos, el siguiente paso es liderar su propio equipo o proyectos. Pero, ¿cómo dar ese salto?

¿Qué necesitas para convertirte en un gran directivo?

Puede que te hayan elegido para un ascenso o que tú mismo hayas tomado la decisión de crecer. Independientemente del caso, tu objetivo profesional ha cambiado y quieres adquirir una visión estratégica de tu entorno, con una dirección para el futuro, a la cual quieres avanzar ya no en solitario, sino a través del trabajo de tu equipo.

Entonces, ¿qué necesitarás para subir ese peldaño con éxito?

Gestiona y aprovecha al máximo tu red de contactos con esta guía gratuita - Descargar ahora

1. Impecable gestión del talento

Los mejores directivos se caracterizan por su exitosa gestión del talento. En su caso, no es tan importante su conocimiento especializado como su comprensión profunda de la dinámica de su equipo, sumada a su capacidad para coordinar y alentar a los miembros del mismo.  

Como directivo, deberás ser capaz de orientar a tu equipo en la ejecución de metas ambiciosas, en la propuesta de soluciones que hagan frente a los desafíos de la empresa, así como en la forma en que estas se lleven a cabo.

equipo de trabajo reunidos y conversando

2. Tu equipo quiere saber: ¿por qué trabajan para ti y no al revés?

Los buenos directivos también deben ser capaces de explicar su función a los miembros de su equipo. Por ello, deben tener pleno conocimiento de sí mismos, de sus capacidades y de su responsabilidad como líderes.

Los directivos deben saber poner de manifiesto que están al mando de un equipo porque saben facilitar el trabajo dentro del mismo y dentro de la empresa, porque escuchan a cada uno de los técnicos o ejecutivos que lo componen y porque pueden ayudar a cada uno a crecer.

A la vez, también deben comprender sus propias limitaciones y entender que la función de cada uno de sus subordinados es tan importante como la suya propia. Quien ocupe el cargo de líder debe no solo transmitir una visión de futuro particular, sino animar a su equipo a buscar soluciones innovadoras.

Conviértete en el líder que el mercado necesita - Conoce más aquí

3. Aceptar la incertidumbre y no tener miedo a las preguntas

Los directivos no solo entienden que los desafíos son parte de la vida empresarial, sino que están continuamente buscándolos. Cuestionarse o tener dudas es la palanca más poderosa de la innovación y, con el fin de lograrlo, trabajan en elaborar soluciones menos convencionales a las problemáticas del entorno.

En ese sentido, los directivos siempre cuestionarán a sus equipos, alentándolos a ir más allá de las fórmulas clásicas y sobreutilizadas, fomentando la creatividad disruptiva para tener como resultado mejores soluciones.

Además de sus equipos, los directivos también deben cuestionarse a sí mismos. Al tener en mente ciertos objetivos, estos profesionales estarán siempre preguntándose cómo integrar las soluciones propuestas por sus equipos en una estrategia viable y haciéndola parte de la coordinación con otras áreas de la organización.

No obstante, siempre deben tener presente que las innovaciones conllevan riesgos y es natural cometer errores, pues no existen las soluciones perfectas. Sin embargo, en estos contextos el valor del directivo estará en saber gestionar a pesar de ello.

directivo conversando por telefono en su oficina

¿Cómo aprender a ser un directivo?

La evolución de ejecutivo a directivo es más un cambio personal que simplemente acumular más conocimientos. Aunque suene contradictorio, implica estar dispuesto a “desaprender”; es decir, dejar atrás enfoques o puntos de vista que se hayan tenido en el pasado para dar lugar a una nueva visión y forma de hacer las cosas.

Es por ello que, para aprender a ser un directivo, se requiere trabajar en ciertas habilidades, conocerse a sí mismo y a las personas con quienes se labora. Y esto se logrará con programas académicos dirigidos especialmente a la formación profesional de este perfil profesional.

En el PAD Escuela de Dirección, a través del método del caso, los alumnos pueden comenzar a asumir posiciones más alineadas con los retos que quieren enfrentar en su vida laboral, alejándose de su zona de confort y acercándose más a la toma de decisiones, supervisión de estrategia y gestión de equipos.

Los programas para ejecutivos del PAD cumplen con las prioridades que estos perfiles buscan para lograr su desarrollo profesional, y les darán el soporte necesario para fortalecer las habilidades y competencias que requieren para lograr sus objetivos profesionales.

Con el Programa de Desarrollo del Talento Directivo del PAD-Escuela de Dirección potenciarás tus habilidades de liderazgo, comunicación y dirección de personas para poder formar y liderar exitosamente un equipo directivo. De este modo, te preparamos en el futuro liderazgo de las organizaciones.

Te invitamos a conocer todo lo que el Programa de Desarrollo del Talento Directivo puede ofrecerte aquí.

New call-to-action