<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1"> " "

¿Cómo piensan los grandes empresarios y emprendedores?

17 de junio 2022

¿Tienen los empresarios rasgos y comportamientos que los definen? ¿Puede enseñarse a ser empresario? Una respuesta interesante se gestó en la India y viene desde los Estados Unidos.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

En estos últimos tiempos, todos quieren ser empresarios, innovar, trascender y hacer algo distinto de su trabajo usual. Pero ¿tienen los empresarios rasgos y comportamientos que los definen?

Aplica los consejos de 10 directores para afrontar los desafíos de la nueva normalidad - Descarga el ebook gratis

La profesora Saras D. Sarasvathy, del Darden School of Business de la Universidad de Virginia (Estados Unidos), ha investigado el vínculo entre efectividad y emprendimiento y sostiene que esta puede ser la razón detrás de las startups.

En esta entrevista explica que solemos pensar que, en la medida en que podemos predecir el futuro, somos capaces de controlarlo y, en consecuencia, de tener certeza sobre los resultados. Es el esquema predictivo, donde uno se pregunta qué quiere lograr y sobre esa base construye los medios para lograrlo.

Pero los empresarios experimentados aprenden de forma inversa: optan por trabajar con los medios que tienen bajo su control para crear o cocrear el futuro, con lo que no necesitan predecirlo. Complementariamente, los grandes empresarios de hoy suelen mostrar las siguientes características:

No esperan que surjan oportunidades, van a buscarlas

Esa es la principal diferencia entre un trabajador y un emprendedor. El primero espera que haya convocatorias laborales en una empresa para luchar por su oportunidad. El emprendedor quiere crear él mismo sus propias oportunidades.

Piensan en acciones

La mentalidad emprendedora se nutre de la acción, que les permite probar sus hipótesis y les otorga una inteligencia de mercado especial, independientemente del desenlace. El proceso los estimula incluso más que el resultado final.

Los problemas son oportunidades

Los grandes empresarios afrontan las dificultades con optimismo, ya que el trabajo para superar los obstáculos es una oportunidad de aprendizaje para seguir mejorando y renovando sus prácticas empresariales. 

Piensan en las posibilidades

Su pensamiento no está limitado por la realidad del presente; ellos ven la realidad de las posibilidades que aún no son evidentes para los demás. No necesitan tener todos los recursos antes de buscar una oportunidad o tomar una decisión; les basta con tener los principales.

Los grandes empresarios ven la realidad de las posibilidades que aún no son evidentes para los demás.

Pueden pensar en ambigüedad

Para el común de los mortales, la ambigüedad es confusión, desorganización y debilitamiento. Sin embargo, el empresario de hoy avanza con puntos de vista conflictivos, resultados inciertos y problemas no resueltos.

Su pensamiento incluye el riesgo

Muchos generadores de riqueza implementan estrategias para evitar riesgos, mientras que el emprendedor sabe que es más probable que existan oportunidades para ellos adoptando y gestionando el riesgo en lugar de simplemente evitarlo. Para ello, han desarrollado una batería de herramientas:

  • Startups lean
  • Proceso de desarrollo de clientes
  • Lanzamientos beta
  • Iteraciones y pivotes
  • Experimentación de pérdidas asequibles
  • Lanzamientos “under the radar”

Piensan en patrones

Siempre buscan patrones de causa y efecto en el mundo que los rodea, pues los ayudan a comprender el entorno y ver oportunidades. Pueden ser, por ejemplo, la capacidad de ver los beneficios lógicos de un cambio, una disrupción o una innovación llevada a otros sectores.

Su mente nunca para

Son incesantemente curiosos, optimistas y están a la caza permanente de oportunidades. Para ellos, cada persona es un recurso potencial, en cada problema buscan una solución y en cada cambio buscan una nueva oportunidad.

empresario sosteniendo un foco que representa una idea de negocio

Crecimiento personal y visión de futuro

Todo lo que hacen tiene un enfoque de desarrollo personal. Saben aprender de sus errores y tienen una gran motivación, aunque esto suponga empezar de cero. Dirigen su destino, trabajan por sus logros, retrasan la gratificación y planifican beneficios para el largo plazo.

Piensan en agregar valor

En lugar de emplear un enfoque “empresarial” para extraer beneficios explotando una debilidad del mercado, los emprendedores se enfocan principalmente en crear nuevos valores para los demás. Luego, se dedican a encontrar cómo asegurar una porción de ese valor incrementado por sí solo.

Buscan trascender

Tienen un deseo inherente de marcar una diferencia y hacer de su mundo un lugar mejor. Ganar dinero se convierte en un medio para ese fin y no en un fin en sí mismo. Su propósito no es hacerse ricos; para ellos, tener éxito es dejar huella.

empresario observando el horizonte reflexionando sobre el exito

Por su parte, para Juan Carlos Pacheco, director del Programa para Propietarios de Empresas del PAD, la profesionalización de los emprendedores o empresas familiares es fundamental.

El emprendedor es, por definición, muy intuitivo, pero la intuición tiene un límite. Más que sustituirla, hay que complementar esta habilidad innata de los emprendedores con un conocimiento técnico y profesional sobre los negocios.

Para Pacheco, existen dos momentos importantes:

  1. Cuando las ventas suben de manera importante, el riesgo de un error puede significar mucho dinero y un peligro mayor para la empresa. En este momento hay que profesionalizar.
  2. Cuando el emprendedor siente que tiene que diversificar, crecer, a un ritmo más acelerado que el normal. Se siente capaz, pero nota que requiere de un consejo más profesional.

Para facilitar una adecuada gestión de la propiedad de la empresa familiar, junto con la familia y el negocio, y asegurar la continuidad a través de las generaciones, el PAD-Escuela de Dirección ofrece el Seminario para la Alta Dirección: Gestión Responsable de la Propiedad de la Familia Empresaria.

A través de este seminario, gestionarás un equilibrio adecuado entre los accionistas y alinearás el accionariado de la empresa familiar con la visión de futuro de la compañía, lo cual resulta crítico para el éxito de los negocios y el bienestar de la familia.

Te invitamos a participar del Seminario para la Alta Dirección: Gestión Responsable de la Propiedad de la Familia Empresaria.