<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Descarga el estudio de transformación digital

¿Cómo reforzar la cultura organizacional en la nueva normalidad?

29 de mayo 2021

La crisis provocada por el COVID-19 ha puesto a prueba la cultura organizacional de las empresas. Los directivos tienen el reto de adecuarla para hacer frente a la llamada nueva normalidad.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

Índice

1. La cultura en modo reinvención
1.1. Pensar en las personas
1.2. Reformular la cercanía
1.3. Apalancar la cultura para dar soluciones
1.4. Adoptar nuevas tendencias y tecnologías
2. El reto de la transformación cultural

 

En un contexto complejo como el actual, los paradigmas y valores sobre los que se crearon las organizaciones pueden no responder a las actuales circunstancias. Es necesario hacer una revisión de los valores fundacionales y los estilos de liderazgo, un proceso que implica una transformación cultural en todos los niveles de la empresa.

Las organizaciones están obligadas no solo a revisar, sino a cambiar y adaptar su cultura corporativa para que esta responda eficazmente al nuevo contexto.

Así lo indica Luis Maraví, director de Programas InCompany del PAD. En tiempos de cambios profundos, las organizaciones deben estar muy enfocadas en reforzar o reenfocar su cultura y fortalecer el liderazgo empresarial de aquellos que ejercen las responsabilidades de mando.

Aprende de otros líderes y cómo superaron etapas de crisis en sus organizaciones - Mira el webinar aquí

Adoptar o acelerar transformaciones culturales, como la práctica del teletrabajo, es lo que permitirá que las empresas sobrevivan a largo plazo, además suponer un avance extraordinario y un rejuvenecimiento de la cultura empresarial.

Ciertamente, por un lado, las empresas necesitan trabajar en reforzar los fundamentos de su dirección empresarial. Asimismo, deben buscar generar las respuestas oportunas mediante un cambio organizacional y cultural que permita afrontar los retos específicos que la crisis viene imponiendo en el mercado.

La cultura en modo reinvención

Por lo general, en la planificación de una estrategia empresarial se aplica la lógica predictiva, dado que se tiene un entorno constante y estable. Sin embargo, cuando se habla del mediano plazo, hay poca predictibilidad y se debe recurrir a la lógica creativa para la planificación. Si se trata del largo plazo, el entorno se vuelve caótico e impredecible.

En escenarios difíciles como el actual, la planificación y alineación de la cultura con la estrategia se vuelve todavía más compleja. Fran Chuan, experto en Innovación, colaborador en IESE Business School y profesor visitante del PAD, propone cuatro estrategias de cambio o reforzamiento cultural organizacional que se pueden aplicar en escenarios inciertos:

1. Pensar en las personas

Para liderar el cambio, los directivos deben, en primer lugar, pensar en su equipo humano. Las crisis son una de las mejores oportunidades para consolidar las empresas, no solo en el plano estratégico, sino también para construir lealtad con los colaboradores. Esta lealtad permitirá asegurar el éxito estratégico y las utilidades futuras.

Gran parte del personal debe estar atravesando momentos de bloqueo o desasosiego y son los líderes quienes deben preocuparse por ellos. Si se aprovecha el momento, se tendrá un equipo más fuerte.

“Gran parte del personal debe estar atravesando momentos de bloqueo o desasosiego y son los líderes quienes deben preocuparse por ellos, pues serán esas personas, precisamente, las que contribuyan a salir de la situación. Si se aprovecha el momento, se tendrá un equipo más fuerte”, indica Chuan.

Es clave que los directivos desarrollen competencias y habilidades directivas tomando como centro un sólido modelo académico antropológico, que coloca a la persona en el centro de las decisiones empresariales.

Da el salto en tu carrera y desarrolla al máximo tu perfil directivo - Inicia el cambio aquí

2. Reformular la cercanía

Los directivos deben replantear la comunicación haciendo uso de las plataformas digitales. Pueden establecer sesiones virtuales diarias donde se fomente la interacción y participación del equipo. Estas dinámicas pueden generar un grupo cada vez más comprometido y motivado.

Esta nueva cercanía, basada en una constante comunicación, permite que las reuniones de diagnóstico evolucionen en propuestas de futuro que proyectan a la compañía a un nuevo escenario, más allá de la emergencia.

El liderazgo es una competencia esencial para estos fines. La motivación, la creatividad, el manejo de conflictos, el buen mandato y el coaching son algunos aspectos a desplegar cuando las operaciones se realizan a distancia.

mujer en videoconferencia grupal con su equipo

3. Apalancar la cultura para dar soluciones

“Las soluciones cambian con el tiempo, pero las necesidades de las personas son las mismas desde siempre”, señala Chuan. Los directivos deben enfocarse en crear una cultura que ayude a comprender el propósito de la empresa y plantear soluciones destacables a las necesidades de sus clientes en este contexto de crisis.

De acuerdo con el experto, “la cultura es medible y diagnosticable”. Es importante que los líderes organizacionales realicen un diagnóstico integral sobre el estado de la cultura de su organización, así como identificar las palancas o las técnicas que deberán usar para lograr una mejora.

Una de las mejores herramientas de diagnóstico es el octógono. Esta evalúa las variables que componen la empresa y representa una visión armónica de las relaciones en la misma. Se basa en la Teoría de la Organización de Juan Antonio Pérez López, que distingue tres dimensiones irreductibles: eficacia, atractividad y unidad.

El octógono sirve de ayuda para detectar y enfrentar problemas, mejorando así la competitividad. Facilita el entendimiento de conceptos como la cultura, los aprendizajes, la motivación o el liderazgo, y su lugar en el funcionamiento de una organización.

4. Adoptar nuevas tendencias y tecnologías

Esta estrategia es aplicable en empresas de todo tamaño, inclusive en las pequeñas, indica Chuan. Si bien estas compañías pueden no tener un departamento de Innovación, pueden desarrollar dinámicas entre el personal para analizar qué herramientas y tendencias se pueden aprovechar en este contexto.

Según el especialista, es importante que los directivos tengan una actitud ágil, más no veloz, porque la velocidad es tan nociva como la inacción para una empresa. “La agilidad implica tener una meta grande clara y, en medio de la incertidumbre, esquivar obstáculos e ir avanzando de a pocos”, enfatiza.

profesionales creativos siendo agiles escribiendo en post its

El reto de la transformación cultural

La transformación cultural en una organización depende en buena cuenta de la transformación de los directivos. Para lograr cambios trascendentes y permanentes, los directivos deben afrontar la transformación empresarial como un cambio cultural con nuevas perspectivas en la conducción de la organización.

La gestión del cambio organizacional te permitirá alinear tu cultura y prácticas empresariales con los cambios provocados por la coyuntura, para poder superar con mejores herramientas y resultados la crisis. Asimismo, la capacidad de liderazgo es un factor crucial para lograr una cultura organizacional alineada a los nuevos tiempos y que asegure la sostenibilidad de los negocios.

Mejora tus competencias directivas y cualidades de liderazgo a través de una profunda comprensión de la persona, la eficacia organizacional y del entrenamiento en la toma de decisiones gerenciales con el MEDEX Executive MBA del PAD-Escuela de Dirección.

El programa entrena a los directivos en la comprensión de la dimensión de la responsabilidad de su cargo, en la estrategia empresarial y en la motivación y conducción de personas.

Te invitamos a conocer más sobre el MEDEX Executive MBA aquí.

Da el gran paso y vive una experiencia transformadora - Conoce más aquí