Descarga el estudio de transformación digital

Inacción, incapacidad y egoísmo

24 de febrero 2021

Mucho estrago está causando la COVID-19 a nivel mundial, y en nuestro país son cuantiosos los daños: pérdida de vidas y resentimiento de la economía nacional, de las empresas y de las personas.

José Ricardo Stok

Autor:
José Ricardo Stok
Director General del PAD-Escuela de Dirección

En el Perú, la salud física de tantos ciudadanos se ve seriamente afectada; el contagio no hace distinción de edad, ambiente social o raza; hay, desde luego, algunos factores de riesgo que incrementan las probabilidades de gravedad.

Decididamente, no es broma. Sin embargo, hay mucha indolencia, graves omisiones y una lamentable incapacidad de acción eficaz, tanto por parte de las personas como del Gobierno; todo esto es muy condenable y debemos decir un enérgico: "¡Basta!".

Conoce las mejores prácticas de gobierno corporativo junto a  altos directivos - Solicita más información

Se dan innumerables contrastes que minan la salud anímica, una falta de rumbo claro predisponiendo al aburrimiento y descuidos, cuando no a la rebeldía.

Muchos, con sacrificio, toman en serio las cosas, pero a la vez están hartos de ver tremendas barbaridades. En general, las medidas tomadas no contemplan adecuadamente las diferencias y reales necesidades de las personas: horarios restringidos en los que se amontona la gente; buses y medios de transporte que pueden ser centros de eficaz contagio; las ya habituales colas en el Banco de la Nación.

Y, sin embargo, no se puede ir a los oficios religiosos, cuando sería algo breve, casi sin desplazamientos, concurrencia de poca gente, y que el pueblo creyente del Perú requiere. En la experiencia del escaso tiempo en que los lugares de culto permanecieron abiertos, con aforo reducido, fue admirable el comportamiento y cuidado del protocolo; ¿por qué oculta razón se impide su acceso?

Las empresas, gravemente afectadas por la falta de operaciones, bregan continuamente por más claridad y coherencia en algunas medidas. Muchas, con actitudes solidarias, pero chocando con una ineficacia gubernamental que invalida la realización de esas acciones. 

¿Cómo es posible que la gente se muera por falta de oxígeno y, en casi un año, no se han tomado medidas eficaces de acción? El Ministerio de Salud rechaza plantas de oxígeno ofrecidas por empresas en dos hospitales: uno no tiene carga eléctrica suficiente; el otro, su demanda es mayor que la oferta que le obsequiarán… ¡de Ripley! Inmoral; raya en lo criminal.

Saque sus consecuencias, lector… aunque provoque sacar el hacha… Frente a esto, el ejemplo admirable de un pequeño empresario que entrega oxígeno sin costo, limitadamente, porque lo hace solo, sin ayuda… y otros que cobran el oxígeno por hora y a precios exorbitantes, lo que es una gravísima modalidad de usura. 

Y no mencionemos la incompetencia con relación a las vacunas: responsabilidad del Gobierno anterior y sus ineficaces seguidores. No es por falta de dinero, sino de acción, esa singular capacidad que parece escasear en las autoridades. Hay que recordar lo elemental: el sombrero es para la cabeza, y los zapatos para los pies; el modo de obrar sigue al modo de ser; ¡y no al revés!

Ciertamente, hace falta recoger mucha data, de calidad, y procesarla con acierto. ¿No hace esto la inteligencia comercial?

¿Por qué no se cuenta con el sector privado? ¿Será falta de convicción, desconfianza, egoísmo? ¿Por qué no hacer grupos de trabajo para estudiar y plantear alternativas de solución rápidas, realistas y eficaces? Si estamos en emergencia, ahora es cuándo. 

Rindo homenaje a Renzo Rossini, excelente profesional, magnífica persona, gran amigo; y a tantísimos otros, conocidos y desconocidos, pero almas al fin que dejan familia, amigos, ilusiones, sumidos en la tristeza de la pérdida, pero con una creciente sensación de abandono y una rebeldía impotente. Que Dios se apiade de esas almas, dé consuelo a sus familiares y haga reaccionar a las autoridades. ¡Basta ya!

 

Fuente: Gestión

Programa para Futuros Directores - Solicitar más información