<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Nueva llamada a la acción
post-title

El futuro del trabajo: las habilidades que priorizarán las empresas en el 2022

El 2022 continuará con diversos retos en el campo profesional, razón por la cual los ejecutivos más jóvenes deberán fortalecer su competitividad profesional, preparándose para potenciar sus habilidades y alinearlas con las nuevas necesidades de las empresas.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

El año 2021 no ha estado exento de retos en distintos frentes. El mundo de los negocios de hoy tiene como constante el cambio y para que los ejecutivos en ciernes puedan llegar hacia donde proyectan sus planes de carrera, necesitan que sus habilidades profesionales encajen con las necesidades de ese mundo. 

Entonces, ¿qué significa esto para el talento joven y qué deben hacer frente a esta situación?

 

Lo que buscarán las empresas en el 2022

No solo la pandemia, sino también los escenarios climáticos, políticos y tecnológicos han provocado en las organizaciones profundas transformaciones que han cambiado sus necesidades de talento. Y, en muchos casos, estas no son satisfechas en el mercado laboral. 

Según un informe del World Economic Forum, algunas de las habilidades personales y profesionales más demandadas en los próximos años serían las siguientes:

1. Pensamiento analítico e innovación

Los profesionales deben ser capaces de tener una capacidad de análisis profunda que les lleve a detectar oportunidades, incluso en entornos inciertos, para proponer soluciones que vayan más allá de lo evidente.

 

Nueva llamada a la acción

 

2. Agilidad para aprender

Las empresas se enfrentan más que nunca al cambio de estrategias, de modelos de negocio, para lo cual deben tomar en cuenta tendencias y factores externos. La agilidad para aprender será clave en este contexto.

Esta agilidad no se limita a solo una mentalidad, sino que debe incorporar una serie de prácticas que se dan en distintos niveles, tales como: 

  • Agilidad mental o apertura de mente a otras perspectivas.
  • Agilidad para la gestión de personas o la capacidad para trabajar con distintas personas y stakeholders.
  • Agilidad resolutiva o la capacidad para producir resultados. 
  • Agilidad para el cambio o la capacidad para adaptarse a situaciones cambiantes.
  • Consciencia de uno mismo, es decir, de las fortalezas y debilidades, así como de las experiencias y aprendizajes que se necesitan para crecer.

 

equipo realizando una dinamica de design thinking

 

3. Resolución de problemas complejos

Las capacidades de análisis y síntesis serán clave para sobresalir como profesionales. Tener capacidades para diagnosticar, tomar buenas decisiones y proponer soluciones a problemas complejos empresariales serán altamente valorados.

4. Potencial de liderazgo e influencia social

La incertidumbre sigue dominando los negocios, por lo que el potencial para el liderazgo sigue siendo uno de los atributos más valorados por los cazatalentos y áreas de Recursos Humanos. En ese sentido, lograrán ser más competitivos aquellos profesionales que muestren aptitudes para el liderazgo y que se caractericen por sus capacidades de toma de decisiones, así como su comprensión del impacto que estas tienen en la empresa.

5. Motivación, creatividad e iniciativa

Las empresas hoy en día no buscan colaboradores que simplemente acaten órdenes. Por el contrario, valorarán a aquellos profesionales motivados que no solo sean capaces de hacer su trabajo, sino que también sean proactivos y aporten ideas frescas.

6. Humildad

La humildad es un valor fundamental en los profesionales, pues se relaciona con la capacidad de entender que aún queda mucho por aprender. Esto les impulsa a hacer los cambios necesarios para estar a la altura de las exigencias del mercado global y buscar su crecimiento y desarrollo continuo.

joven ejecutiva sonriendo con humildad

 

7. Adaptabilidad

Tener éxito en el 2022 dependerá de dejar atrás la tendencia de repetir lo que funcionó en el pasado. Los ejecutivos del futuro necesitan mostrar flexibilidad mental o una predisposición a hacer las cosas de forma distinta, incluso si en el pasado estaban operando con éxito.

Esto implica ser más abiertos y pedir consejo a personas distintas, sea en conocimientos o ideas. También supondrá ser más consciente de uno mismo y reconocer las capacidades y fortalezas, así como las debilidades para dejar atrás aquello que pueda limitar.

8. Otras destrezas y habilidades profesionales

Se consideran importantes también las habilidades digitales relacionadas al diseño y programación, además de habilidades blandas como la resiliencia, comunicación, tolerancia al estrés, inteligencia emocional, entre otras.

 

joven ejecutiva siendo bienvenida a un nuevo trabajo

 

Aprovechar las oportunidades

La crisis sanitaria ha tenido impactos negativos, pero también ha dejado grandes oportunidades e incluso ventajas para los profesionales más jóvenes. Una de ellas son los cambios en el mundo de las contrataciones.

Hoy en día  ya no hay más entrevistas en persona, sino que se realizan entrevistas en vídeo y evaluaciones virtuales. Lo ventajoso en ello es que la distancia geográfica ya no existe en el trabajo, lo que permite a los jóvenes ampliar sus horizontes laborales. 

Es por ello que los ejecutivos que están en el comienzo de su carrera deben preocuparse por su formación directiva. Esto les asegurará contar con las herramientas, conocimientos y adquirir las competencias y aptitudes que las empresas del futuro necesitan.

En ese sentido, el PAD-Escuela de Dirección tiene como misión la formación de talento joven y con potencial directivo. Su Programa de Desarrollo de Talento Directivo hace suyo el objetivo de preparar a ejecutivos con las habilidades y competitividad profesional que las empresas están buscando. 

Te invitamos a conocer más del Programa de Desarrollo de Talento Directivo aquí.

 

New call-to-action