<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Descarga el estudio de transformación digital

Teletrabajo: aprendizajes que deja la crisis del Covid-19

19 de enero 2021

Conoce y evalúa los aprendizajes que nos deja el trabajo remoto a raíz de la pandemia. Una experta del IESE Business School nos cuenta todo al respecto.

PAD Escuela de Dirección

Autor:
PAD Escuela de Dirección

Índice

1. Fomentar buenas prácticas
1.1. Crear fronteras
1.2. Crear rutinas
1.3. Comenzar a trabajar temprano
1.4. Mantener una comunicación fluida
2. ¿Cómo debe ser la gestión de personas?
1.1. Brindar mayor flexibilidad
1.2. Clarificar qué se espera
1.3. Ser cercano
1.4. Mantener contacto frecuente
3. ¿Cómo debe ser la relación con el jefe?

 

Uno de los impactos de la pandemia ha sido la aplicación del teletrabajo. En nuestro país, desde marzo de 2020 muchas empresas han optado por esta opción para poder asegurar su productividad y competitividad, y no verse tan afectadas económicamente.

Desde la gestión empresarial, el trabajo remoto se configura como un nuevo reto sobre el cual aún queda mucho por estandarizar. Al respecto, Mireia Las Heras, profesora de Dirección de Personas en las Organizaciones del IESE Business School de España, brindó una sesión online sobre buenas prácticas para el trabajo remoto, además de perspectivas y aprendizajes que deja este nuevo formato.

Aprende de otros líderes y cómo superaron etapas de crisis en sus organizaciones - Mira el webinar aquí

Fomentar buenas prácticas

Sobre el teletrabajo, Las Heras establece cuatro prácticas que considera deben ser aplicadas por quienes han venido laborando de este modo. Realizarlas puede tener un impacto positivo en la productividad de cada colaborador.

1. Crear fronteras

Si bien estar en casa puede tener muchos aspectos positivos, también presenta ciertas desventajas. Por ello es necesario establecer límites, los cuales deben ser tanto físicos como psicológicos.

Sobre los primeros, lo ideal es establecer un espacio fijo para realizar el trabajo. Es importante que las personas que integren el núcleo familiar también reconozcan este espacio como un lugar exclusivo para el trabajo y así evitar interrupciones.

Por otro lado, también es importante establecer horarios. Al igual que las fronteras físicas, estos horarios deben ser respetados, no solo por el trabajador sino también por los miembros de su familia o las personas con las que convive.

hombre administrando su horario en un calendario online

2. Crear rutinas

Antes de la crisis provocada por la expansión global del coronavirus, las personas ya tenían establecidas rutinas que giraban alrededor de sus empleos. Al comenzar a trabajar de forma remota, la situación es distinta y las responsabilidades también cambian.

Es por ello que, a la par de la creación de fronteras, es necesario que estas se establezcan como rutinas y lleguen a formar parte de la cotidianidad. Adicionalmente a ello, es recomendable crear checklists para tener a la mano todos los pendientes por hacer durante el día, la semana o la quincena.

3. Comenzar a trabajar temprano

Si bien los expertos recomiendan trabajar en las mañanas porque estas son las horas más productivas, es necesario tomar en cuenta las condiciones de cada empleado.

Puede ser el caso que algunas personas trabajen mejor durante las tardes, sea porque en otros horarios estén expuestos a más distracciones o tengan a su responsabilidad el cuidado de niños pequeños o adultos mayores. Es en estos casos que las cabezas de equipo deben ser más flexibles.

4. Mantener una comunicación fluida

Además de ser necesario para la administración de la empresa, tener una comunicación constante es vital en una época de confinamiento y distancia. Esto debe aplicarse no solo a los colegas, sino también a quienes están en casa, amigos y familiares.

¿Cómo debe ser la gestión de personas?

La gestión de equipos de trabajo no es una tarea únicamente de las áreas de recursos humanos. Cada jefe de equipo debe aplicar al interior de sus áreas algunas prácticas orientadas a mejorar el trabajo en equipo. Estas son algunas de ellas:

como debe ser la gestion de personas en el teletrabajo

1. Brindar mayor flexibilidad

Como mencionamos anteriormente, cumplir los horarios de trabajo de manera rígida no siempre es posible. Por ello, los líderes de equipo deben ser flexibles. Es mejor guiarse por el cumplimiento de objetivos y tareas determinadas que por los horarios.

2. Clarificar qué se espera

Como se indica en el punto anterior, los jefes deben enfocarse en llegar a los objetivos y satisfacer las necesidades de los clientes. Ante ello, lo recomendable es organizar los horarios con el equipo, determinar horas de entrega, así como de comunicación y/o contacto.

3. Ser cercano

Un buen líder es un facilitador, no debe ser controlador, más aún en una situación de alto estrés como la crisis actual de salud pública. Lo que los jefes deben hacer es mantener una actitud flexible y abierta a la comunicación.

Mireia Las Heras recomienda conocer la situación de cada miembro del equipo, de modo que pueda saber con quiénes vive y qué responsabilidades asume dentro del hogar. De ese modo, es más fácil establecer horarios de comunicación que no interfieran con las tareas que asuman en el plano doméstico.

4. Mantener contacto frecuente

Si bien las llamadas o mensajes por chat son muy efectivos, a veces es necesario humanizar el contacto y una forma de hacerlo es valiéndose de herramientas audiovisuales como videoconferencias. No olvidemos que muchas personas están realizando el distanciamiento social sin compañía, por lo cual, en sus casos, este tipo de contacto visual es vital.

videoconferencia de trabajo en una laptop

¿Cómo debe ser la relación con el jefe?

Además de estar al mando de un equipo de trabajo, muchos ejecutivos deben también responder ante un superior. Es importante recordar que, en estos momentos, ellos se encuentran gestionando distintos frentes, entonces es necesario facilitarles las tareas.

Para este caso, Las Heras brinda algunas pautas para facilitar el trabajo y mejorar la relación con el jefe inmediato:

  1. Preparar adecuadamente las reuniones. Es decir, tratar en lo posible de ser claros y concisos al momento de explicar el estado de las tareas asignadas.
  2. Mantener una comunicación directa y frecuente. Los jefes necesitan saber qué tareas está realizando cada miembro de su equipo y cómo las lleva a cabo.
  3. Empatizar y ofrecer ayuda extra. Los colaboradores deben intentar, en lo posible, de acercarse a sus jefes e interesarse por su situación. De esa manera pueden anticiparse a sus necesidades y colaborar con algunas tareas.

 

Un directivo debe ser capaz de liderar aún en los momentos más adversos. Los programas del PAD-Escuela de Dirección brindan las herramientas para poder desarrollar al máximo estas capacidades y poder gestionar situaciones de crisis como la actual.

Con el Programa de Desarrollo del Talento Directivo del PAD-Escuela de Dirección potenciarás tus habilidades de liderazgo, comunicación y dirección de personas para poder formar y liderar exitosamente un equipo directivo. De este modo, te preparamos en el futuro liderazgo de las organizaciones.

Te invitamos a conocer más sobre el Programa de Desarrollo del Talento Directivo aquí.

New call-to-action